Una vuelta al columpio

Columpiarse bajo la lluvia o mientras cantas se ha hecho siempre. ¿Pero y si es el columpio el que canta o el que “llueve”?

El columpio “llueve”, pero sin mojar:
A través de unos sensores que detectan y predicen el movimiento de quien se está columpiando, la fuente deja un hueco sin agua sincronizado con el columpio para que pases a través sin mojarte.

Cuando el columpio canta:
Conocidos por sus innovadoras creaciones de interacción con el público, Daily Tous Les Jours instalaron columpios musicales por una avenida transitada de Canadá. Cada columpio tenía notas diferentes de xilófono, piano y otros instrumentos que, al balancearse con cierta coordinación, producían melodías diferentes.

Además de los 3 vídeos que aquí os dejamos publicados os podéis pasar por su web para profundizar más en este proyecto.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *