Después de un tiempo trabajando en varios proyectos para Escurís llegó el momento de lavar su cara online. La marca llevaba mucho tiempo sin actualizar su web y, gracias a la buena sintonía con la compañía y satisfechos con nuestros trabajos anteriores para Jealsa y Rianxeira, nos pidieron una nueva propuesta y un plan de comunicación a largo plazo para sus redes sociales, inexistentes hasta ahora. Además, la marca había cambiado el diseño del packaging y había incorporado un nuevo formato llamado “Escurís Tapeo”, perfecto para degustar en los bares en los momentos de aperitivo. Motivos más que suficientes para acometer este proyecto. Pero antes de empezar, volvimos a su sede central en Galicia para recoger material, recopilar mucho más contenido audiovisual y para asistir a la apertura de la temporada de berberechos en Noia.

De vuelta a Madrid con las pilas cargadas, los discos duros a tope y el maletero lleno de conservas (para fotografiar, que conste) nos pusimos manos a la obra. La web debía “conservar” el look and feel de sus webs predecesoras pero teníamos que darle ese toque premium que la marca merecía. Así que paralelamente al trabajo que se estaba haciendo con la propuesta del nuevo diseño, realizamos una sesión fotográfica muy cuidada y natural con los nuevos y renovados formatos.

Además de los bodegones realizamos otro material para ilustrar toda la gama de conservas con el producto mucho más apetecible para la vista y para el paladar. Ya prácticamente lo teníamos todo para empezar a armar la nueva web. Casi todo. Nos faltaba dotarla de un carácter más artesanal y se nos ocurrió adornarla con unos grabados hechos a mano que más adelante íbamos a incorporar a todas las plantillas de la web.

La web estaba terminada para ser degustada. Tanto el diseño como la programación se ideó para que fuese responsive y que se visualizase correctamente en todo tipo de dispositivos. El resultado fue perfecto, acorde a las páginas hermanas de Jealsa y Rianxeira y preparada para incorporar en un futuro próximo mucho más material y que pudiese crecer con el tiempo. La web de Escurís ya era toda una realidad y lo podéis comprobar en el siguiente enlace.

Faltaba una segunda fase del faraónico proyecto en el que nos habíamos embarcado con Escurís: contenido adicional para la web y mucho más material para las redes sociales que íbamos a lanzar. Parte de este trabajo requería volver a Boiro para sorprendernos una vez más con las creaciones del chef Nono Martínez, que había preparado una serie de recetas gourmet con los productos de la marca. Y ya que fuimos, preparamos un set de rodaje para dejar constancia de su arte.

Por otra parte y, gracias al fantástico equipo comercial de Escurís, realizamos un tour por diversos bares, gastrobares, mantequerías y establecimientos gourmet en los que se sirve la marca para dejar constancia de ello y mostrar los mejores lugares en los que disfrutar de sus conservas.

Todo el contenido ya se ha ido publicando periódicamente tanto en Facebook como en Instagram (perfiles creados, customizados y gestionados también por Welcome) y se han sumado a otros contenidos creados ad-hoc para la marca en redes sociales.

El resultado ha sido ampliamente satisfactorio. Las visitas a la web no han parado desde el día de su lanzamiento y el numero de seguidores tanto en Facebook como en Instagram crece a pasos agigantados cada día. Ya muy lejos quedan esos primeros pasos que dábamos con la marca cuando realizábamos algún proyecto aislado como un gráfica para un periódico local.

Echando la vista atrás y recordando el camino recorrido con ellos todo este tiempo: la web corporativa de Jealsa, vídeos corporativos, dossiers, anuncios de prensa, relanzamiento web de Rianxeira y su presencia online en redes, 3 años seguidos organizando el stand de Escurís para el Salón de Gourmets de Madrid (2016, 2017, 2018), este nuevo proyecto y otros que vienen… Aún no entendemos cómo mantenemos intacto el hambre por hacer nuevas cosas para la compañía y todas sus marcas. Bueno, es comprensible… ¡Seguimos con hambre porque están deliciosas!