El arte de pintar con las manos

Hoy os presentamos a Paolo Troilo, un artista autodidacta que comenzó a dibujar a la edad de 4 años. Ya hecho todo un zagal, Paolo decidió darse una oportunidad y se trasladó a un pequeño estudio para dar rienda suelta a su creatividad. Salió a comprar todo lo necesario y al volver se dio cuenta que sus pinceles habían desaparecido. Eso, más que ser un inconveniente, se convirtió en todo un aliciente. Y se puso manos a la obra, nunca mejor dicho.

Artistas hiperrealistas los hemos visto por centenares, pero el gran valor de las obras de Paolo es que en todas ellas sus dedos son los pinceles que transforman el vacío de un lienzo en una estampa llena de vida. Una vez terminado el cuadro (todos ellos siempre en blanco y negro) remata sus obras con salpicaduras de pintura para dotarlas de más fuerza y movimiento. Tal vez en alguna de ellas este recurso se nos antoja excesivo, pero el resultado en la mayoría de los casos es “realmente” impresionante.

El pequeño gran Universo de Anya & Slava

Anna Valerianovna Stassenko y Stanislav Leontiev son 2 artistas rusos que se especializaron en crear pequeños animales de lo más variopintos con porcelana, loza, plástico y cerámica.

Gatos, ratones, pájaros, erizos, ranas, lagartos… Sus reproducciones, que abarcan entre los 4 y 40 centímetros, están elaboradas con todo lujo de curiosos detalles y cualquier especie animal les sirve de inspiración para elaborar sus extrañas y vistosas criaturas.

Aquí os dejamos una representación de sus pequeñas grandes obras. Pero si queréis ver muchas más, no lo dudéis y visitad su página web. Ya, bueno, vale. Si no sois rusos no vais a entender ni jota, así que os recomendamos utilizar el traductor de Google o en su defecto, visitar la página de facebook de Anya y Stanislav, que tampoco está nada mal y contiene además algunas fotos de su proceso creativo.

Pintura en grupo

Quién nos iba a decir que con las nuevas tecnologías podríamos pintar desde cualquier lugar un cuadro real junto con otras miles de personas. Crowdraw es una colaboración masiva a través de las redes sociales. Descargando la aplicación en App Store, podremos dirigir el tirador de bolas de colores en tiempo real estemos donde estemos a través del smartphone. Podremos disparar guiados por unas dianas que irán marcando el “recorrido” del dibujo. La finalidad es la creación y esponsorización (cada mancha llevará etiquetado el nombre del autor) de un proyecto colectivo en vivo.

Lo dicho, ¡más color!

En este post hacemos alusión a los dichos “una imagen vale más que mil palabras” y “eres lo que comes” con un toque de color.

Una imagen vale más que mil palabras: el pintor Tyree Callahan afincado en Washington modificó una máquina de escribir modelo Underwood Standard de 1937. Su original idea de escribir con colores le valió el premio West Prize 2012.

Eres lo que comes: el científico Mohamed Babu de Mysore, India, realizó estas curiosas fotos de un tipo de hormiga translúcida comiendo azúcar líquida coloreada.

Fuegos ARTificiales

En Welcome queríamos comenzar a lo grande, ¿y qué mejor que el artista Cai Guo-Qiang inaugure nuestro primer post con fuegos artificiales? Cai Guo-Qiang es conocido por la manipulación artística de la pólvora, desde inauguraciones de centros artísticos a dibujos hechos con pólvora. Cai Guo-Qiang diseña sus dibujos en privado, pero su ejecución la efectúa delante de cientos de espectadores. Es instantánea y ruidosa, pero al contrario que los fuegos artificiales, no se los lleva el viento.

Si os ha gustado podéis disfrutar de muchas de sus obras en su web o en su blog. Aquí os dejamos otro aperitivo en forma de vídeo.