Observatorio cinéfilo

Dentro del cosmos del cine, entre las películas que brillan con grandes producciones, horas de metraje y actores de renombre hay un tipo de cine que, en comparación, son simples destellos cortos, que deslumbran durante un instante, pero que se quedan en la memoria igual que cualquier largometraje, o más. En este post os traemos algunos de los mejores cortos del cineasta Kahlil Joseph, ganador en el festival de Sundance 2013 del premio especial del jurado.

El cineasta Kahlil Joseph conmovió al mundo con su corto “Until the quiet comes”. Una visión fantástica del baile de los muertos, acompañado de la música de Flying Lotus. Y es que Joseph ha colaborado con numerosos músicos actuales para implementar las imágenes de sus cortos. Como por ejemplo la colaboración de Shabazz Palaces para el corto “Black up” o Seu Jorge para “The Model: Oshun and the Dream” (éste último en dos capítulos). Esperamos que los disfrutéis.

Mezclado, no agitado

Da igual los sonidos que metas en la botella, la mezcla siempre saldrá bien. Si Robinson Crusoe hubiese usado la botella de Jun Fujiwara, ganador del premio especial Mitsubishi Chemical Junior Design Award 2012, para enviar un mensaje a través del mar, seguramente no le habrían rescatado pero habría conseguido hacer pasar un buen rato bailando a algún marinero o veraneante en la playa.

Aquí podéis ver un segundo vídeo de una actualización del experimento musical llamado Second Mix, grabado un año después.

Pintadiscos

Dyskograf es un proyecto que nos presenta una nueva forma de hacer música con la que nos viene a la cabeza una palabra: Pintadiscos. Este proyecto ha sido realizado por Avoka con la ayuda de Cultures Electroni[k] y Les Bouillants. Juntos crearon una instalación con un lector de discos gráficos que permite leer las intervenciones gráficas (hechas con un rotulador en este caso) de la secuencia musical. Muy interesante.

Una vuelta al columpio

Columpiarse bajo la lluvia o mientras cantas se ha hecho siempre. ¿Pero y si es el columpio el que canta o el que “llueve”?

El columpio “llueve”, pero sin mojar:
A través de unos sensores que detectan y predicen el movimiento de quien se está columpiando, la fuente deja un hueco sin agua sincronizado con el columpio para que pases a través sin mojarte.

Cuando el columpio canta:
Conocidos por sus innovadoras creaciones de interacción con el público, Daily Tous Les Jours instalaron columpios musicales por una avenida transitada de Canadá. Cada columpio tenía notas diferentes de xilófono, piano y otros instrumentos que, al balancearse con cierta coordinación, producían melodías diferentes.

Además de los 3 vídeos que aquí os dejamos publicados os podéis pasar por su web para profundizar más en este proyecto.

Online Story

Cómo contar una historia desde tu mesa de trabajo usando el Google Street View. Conmovedora música de Cinematic Orchestra e ingeniosa puesta en escena de Tom Jenkins, de The Theory, un grupo creativo inglés muy singular.

Revisando de nueva esta pequeña maravilla visual nos hemos encontrado con otra sorpresa de la factoría The Theory que merece la pena plasmar aquí, llamada The World’s Tiniest Police Chase.

Metro Scratch

¡La próxima vez que cojas el metro no tires el billete! Lo estrujas, lo doblas, lo enrollas, … pero ¿a que nunca se te ocurrió hacer scratch con él? Toño Cabanelas es ingeniero de sonido, artista multimedia y dj creativo pero cuando le conoces, te contagia esa energía que tiene y ves lo que hace, te empiezas a hacer una idea de cómo son los visionarios modernos. Probar, experimentar, crear… da la impresión de que Toño nunca para de darle vueltas a la cabeza. Incluso cuando va en el vagón, abre la palma de su mano y ve el billete de metro.

Insane Cromatóforos

¿Se te han puesto alguna vez los pelos de punta con una canción? Lo que te mostramos a continuación es… bueno, más o menos lo mismo. Por todos es sabido que los calamares tienen un portentoso y bello control sobre las células (cromatóforos) de los pigmentos de su piel. Pero lo que nadie sabía, pero que ahora han descubierto en el Laboratorio Biológico de la Marina en Woods Hole, Miami, era la existencia del pequeño músculo encargado de contraer los pigmentos y, por lo tanto, el resultado de su coloración. Fueron más allá y descubrieron que puede ser estimulado por medio de un electrodos y una canción de rap (Insane- Cypress Hill) desde un iPhone. La naturaleza es sabia, pero también sabe divertir.

Podéis ver más detalles del proyecto en la web de Backyard Brains.