Habla, la ciudad te observa

Interesante proyecto donde la gente podía ver su voz en el cielo… Public Artwork pintó el cielo con “la voz” de aquellos que interactuaban con sus dispositivos móviles. La idea del artista Rafael Lozano-Hemmers consistía en que los focos que alumbraban el cielo nocturno de Filadelfia interpretasen los mensajes sonoros que los espontáneos enviaban a través de sus dispositivos. De esta forma los haces de luz se movían y modulaban variando en intensidad según el tono, cadencia y potencia del mensaje. Cada uno podía leer los mensajes enviados, y enviar los propios, via la aplicación del proyecto Open Air.

Cuestión de todos que salga el sol

Los habitantes de Alberta experimentaron de una forma original que los nubarrones, con cooperación, se pueden volver nubes blancas y soleadas. El día de la Noche en Blanco de Calgary los habitantes de Alberta, Canadá, encontraron una nube de 6.000 bombillas (1.000 en funcionamiento y otras 5.000 fundidas donadas por gente). Léase como una metáfora de la situación de crisis que vivimos si se quiere, pero de los cientos de tiradores sólo unos accionaban las bombillas que funcionaban, y resultó todo un reto (y una diversión) conseguir que la gente se coordinase para que la nube fuese más de un día soleado que un nubarrón.

Esta escultura creada por Caitlind r.c. Brown & Wayne Garrett ha recorrido ya medio mundo y podemos seguir sus visitas tanto en la web como en el facebook de los artistas. ¿Habrá llegado hasta aquí su chaparrón de originalidad?

La sombra alargada del arte

La sensibilidad artística puede surgir de cualquier lugar, incluso de las sombras. El artista Rashad Alakbarov, de Azerbaijan, se sirve de objetos translúcidos suspendidos para crear proyecciones realistas en un mural.

Existen muchos otros artistas que usan esta técnica. Sólo tenéis que teclear Shadow Art Sculptures o algo similar y podréis encontrar cientos de referencias sobre este tipo de arte.

Lo dicho, ¡más color!

En este post hacemos alusión a los dichos “una imagen vale más que mil palabras” y “eres lo que comes” con un toque de color.

Una imagen vale más que mil palabras: el pintor Tyree Callahan afincado en Washington modificó una máquina de escribir modelo Underwood Standard de 1937. Su original idea de escribir con colores le valió el premio West Prize 2012.

Eres lo que comes: el científico Mohamed Babu de Mysore, India, realizó estas curiosas fotos de un tipo de hormiga translúcida comiendo azúcar líquida coloreada.

Fuegos ARTificiales

En Welcome queríamos comenzar a lo grande, ¿y qué mejor que el artista Cai Guo-Qiang inaugure nuestro primer post con fuegos artificiales? Cai Guo-Qiang es conocido por la manipulación artística de la pólvora, desde inauguraciones de centros artísticos a dibujos hechos con pólvora. Cai Guo-Qiang diseña sus dibujos en privado, pero su ejecución la efectúa delante de cientos de espectadores. Es instantánea y ruidosa, pero al contrario que los fuegos artificiales, no se los lleva el viento.

Si os ha gustado podéis disfrutar de muchas de sus obras en su web o en su blog. Aquí os dejamos otro aperitivo en forma de vídeo.