Obsolescencia programada

Es difícil saber lo que pasará dentro de 100 años. Tampoco hay que ser un visionario para hacernos una idea pero Maico Akiba, artista japonesa, le ha echado un poco de imaginación y bastante óxido para embellecer y envejecer un siglo objetos actuales. Desde un iphone hasta un abrigo, unos zapatos, un bolso o una gorra. Todo lo que nos rodea tiene fecha de caducidad. 4 años como un Nexus-6 o 10 minutos como cualquier móvil (si tienes un smartphone 3G ya puedes añadirlo al catálogo de antiguallas).

Si queréis ver de lo que es capaz la artista es imprescindible hacer una visita a su galería de artículos en su serie 100 Years Later, de la que dejamos aquí una muestra representativa.

Y si os ha picado la curiosidad podéis admirar otros artículos, trabajos, ilustraciones y obras a lo largo y ancho de su web. Y bueno, ejem… Otro tipo de elementos bastantes curiosos que no pasan para nada desapercibidos. ¡Qué se puede esperar de una artista japonesa!

Recordar con el olfato

¿Y si pudieseis llevaros en un frasco el recuerdo de algún lugar o prenda que significó algo para vosotros? Elijáis lo que elijáis, Olivia Clemence asegura que puede lograrlo.

Al ver el proyecto de Olivia Clemence nos viene a la cabeza la novela “El Perfume” de Patrick Süskind, que luego se adaptó al cine, donde el protagonista conseguía aislar en un bote la esencia de una mujer y que al olerlo producía un efecto cautivador, casi hipnótico. Pues Olivia parece haber conseguido algo muy parecido. Armada con un kit de experimentación (bastante similar al de la película) puede aislar los olores de prendas y lugares por medio de la deconstrucción de sus elementos compuestos, éstos serían tres: el olor, el color y el ADN. De su proceso obtendría pues un líquido de color, un olor y un vapor destilado de cenizas ricas en ADN. Todo, combinado en un frasco, asegura que es capaz de evocar los mismos recuerdos y sensaciones que la prenda o espacio analizado.

“La evocación de la emoción y la creación de ambiente es ahora una parte esencial en los entornos de la venta al por menor- asegura Olivia- Algunas de las marcas más importantes del mundo han incorporado aromas sutiles en los espacios de venta, creando un ambiente distintivo que anima a los visitantes a pasar más tiempo en la tienda.”

Entre sus futuros proyectos se encuentra: implementar los escaparates de las tiendas con un elemento olfativo, estudiar cómo afectan e interactúan las personas con los olores interiores y exteriores, y la exposición “Rastros” donde recreará olores de la década de los 60 en algún lugar de Londres todavía por definir.

Mezclado, no agitado

Da igual los sonidos que metas en la botella, la mezcla siempre saldrá bien. Si Robinson Crusoe hubiese usado la botella de Jun Fujiwara, ganador del premio especial Mitsubishi Chemical Junior Design Award 2012, para enviar un mensaje a través del mar, seguramente no le habrían rescatado pero habría conseguido hacer pasar un buen rato bailando a algún marinero o veraneante en la playa.

Aquí podéis ver un segundo vídeo de una actualización del experimento musical llamado Second Mix, grabado un año después.

Un día en la Tierra

¿Qué ocurre en el resto del mundo a lo largo de un solo día? Hay un día durante el cual todo el mundo está invitado a documentar sus experiencias en la Tierra, ese día es el One Day on Earth. El próximo 12.12.12 será el tercer día (los anteriores fueron el 10.10.10 y el 11.11.11) durante el cual tanto profesionales como amateurs podrán compartir los contenidos grabados con sus cámaras durante esas 24h. A partir de todos esos contenidos se creará un documental de 120 minutos que ayudará a documentar las vidas y culturas de la Tierra. Se trata de un proyecto mediático de colaboración en el que cualquiera puede participar.

Aquí está el trailer y aquí la web donde podréis participar si lo deseáis.

Habla, la ciudad te observa

Interesante proyecto donde la gente podía ver su voz en el cielo… Public Artwork pintó el cielo con “la voz” de aquellos que interactuaban con sus dispositivos móviles. La idea del artista Rafael Lozano-Hemmers consistía en que los focos que alumbraban el cielo nocturno de Filadelfia interpretasen los mensajes sonoros que los espontáneos enviaban a través de sus dispositivos. De esta forma los haces de luz se movían y modulaban variando en intensidad según el tono, cadencia y potencia del mensaje. Cada uno podía leer los mensajes enviados, y enviar los propios, via la aplicación del proyecto Open Air.

Cuestión de todos que salga el sol

Los habitantes de Alberta experimentaron de una forma original que los nubarrones, con cooperación, se pueden volver nubes blancas y soleadas. El día de la Noche en Blanco de Calgary los habitantes de Alberta, Canadá, encontraron una nube de 6.000 bombillas (1.000 en funcionamiento y otras 5.000 fundidas donadas por gente). Léase como una metáfora de la situación de crisis que vivimos si se quiere, pero de los cientos de tiradores sólo unos accionaban las bombillas que funcionaban, y resultó todo un reto (y una diversión) conseguir que la gente se coordinase para que la nube fuese más de un día soleado que un nubarrón.

Esta escultura creada por Caitlind r.c. Brown & Wayne Garrett ha recorrido ya medio mundo y podemos seguir sus visitas tanto en la web como en el facebook de los artistas. ¿Habrá llegado hasta aquí su chaparrón de originalidad?

Pintadiscos

Dyskograf es un proyecto que nos presenta una nueva forma de hacer música con la que nos viene a la cabeza una palabra: Pintadiscos. Este proyecto ha sido realizado por Avoka con la ayuda de Cultures Electroni[k] y Les Bouillants. Juntos crearon una instalación con un lector de discos gráficos que permite leer las intervenciones gráficas (hechas con un rotulador en este caso) de la secuencia musical. Muy interesante.

Una vuelta al columpio

Columpiarse bajo la lluvia o mientras cantas se ha hecho siempre. ¿Pero y si es el columpio el que canta o el que “llueve”?

El columpio “llueve”, pero sin mojar:
A través de unos sensores que detectan y predicen el movimiento de quien se está columpiando, la fuente deja un hueco sin agua sincronizado con el columpio para que pases a través sin mojarte.

Cuando el columpio canta:
Conocidos por sus innovadoras creaciones de interacción con el público, Daily Tous Les Jours instalaron columpios musicales por una avenida transitada de Canadá. Cada columpio tenía notas diferentes de xilófono, piano y otros instrumentos que, al balancearse con cierta coordinación, producían melodías diferentes.

Además de los 3 vídeos que aquí os dejamos publicados os podéis pasar por su web para profundizar más en este proyecto.

600 horas

Lego demuestra que de algo tan sencillo como unas cuantas piezas simples se puede lograr cosas enormemente complejas. Y Akiyuki cómo, con paciencia, cada uno puede tener una cadena de montaje increíble en su salón. Esta increíble estructura es obra de Akiyuki y se llama Lego Great Contraption. Le llevó dos años (600 horas) crear esta máquina de Lego que transporta pelotas a través de una serie de módulos robotizados.